PRIMERA CARTA DE SAN PABLO A TIMOTEO, EN AUDIO MP3

Sagrado Corazon de Jesus


CARTAS DE SAN PABLO EN AUDIO - Versión Ecuménica DIOS HABLA HOY (Con aprobación Eclesiástica)

Las dos cartas a Timoteo (1 Ti y 2 Ti) y la Carta a Tito han recibido el nombre de CARTAS PASTORALES, por estar dirigidas a personas encargadas de la labor pastoral al frente de algunas comunidades y por tratar de temas relacionados con ese cargo.

Timoteo fue uno de los colaboradores más fieles de Pablo, y su nombre aparece mencionado en varias de las otras cartas paulinas (cf., por ejemplo, Ro 16.21; 2 Co 1.1; Flp 1.1). En Hch 16.1-3 se dice que era de madre judía creyente, es decir, que se había hecho cristiana, y de padre griego, o sea pagano.

La primera carta da a entender que Timoteo se encontraba en Éfeso, donde había sido dejado por Pablo con la misión de velar por la sana enseñanza, frente a ciertas doctrinas que se estaban difundiendo, y por el buen orden en la comunidad.

El contenido de esta carta puede resumirse de la siguiente manera.

En la Introducción, después de un breve saludo (1.1-2), viene una advertencia contra las falsas doctrinas (1.3-11), y una acción de gracias por la misericordia que tuvo Dios con Pablo (1.12-20).

En la parte central se trata de diversos temas relacionados con el buen orden de la comunidad, la Oración por todos, la conducta de los hombres y las mujeres, y en especial el comportamiento de los que ejercen un cargo directivo en la comunidad. Todo ello se fundamenta en la verdad revelada por Cristo (2.1-3.16). Luego se encuentran nuevas advertencias e instrucciones (4.1-6.19).

La carta termina con una breve despedida (6.20-21).

angel divider

Las cartas pastorales comparadas con las otras cartas paulinas presentan varias peculiaridades que las distinguen claramente. El lenguaje de estas cartas se diferencía bastante del lenguaje de las otras. Aquí aparecen algunos términos y expresiones que no se usan en aquellas, y no aparecen otros que son típicos de Pablo.

En cuanto al contenido, también hay diferencias notorias. En estas cartas se observa una insistencia en la necesidad de perseverar el depósito, es decir, la sana doctrina que se ha recibido y se debe transmitir (1 Ti 6.20; 2 Ti 1.14). Los grandes temas doctrinales de las cartas antiguas aparecen aquí mencionados, sobre todo, en resúmenes que utilizan fórmulas tradicionales (1 Ti 3.16; 2 Ti 2.11-13).

Por otra parte, estas cartas reflejan una organización más desarrollada y fija en las comunidades. La actividad carismática, tan prominente en algunas cartas anteriores, ha sido sustituida por una vida más organizada.

Además, no es fácil coordinar las referencias que hay en estas cartas acerca de la vida de Pablo con los datos que hay en los otros escritos.

Algunos creen que estas particularidades pueden explicarse por el hecho de que Pablo escribió estas cartas ya al fin de su vida y, quizá, valiendose de un secretario. Sin embargo, muchos otros piensan que las cartas pastorales corresponden a una situación posterior al tiempo en que Pablo vivió, y que fueron escritas por un discípulo de Pablo, según un procedimiento literario usado en esa época. En este supuesto, las cartas pastorales pueden haber sido escritas a finales del siglo I.



Virgen de Guadalupe

Como ciervo sediento en busca de un río, así, Dios mío, te busco a tí (Sal 42)

Deja tus preocupaciones al Señor, y él te mantendrá firme; nunca dejará que caiga el hombre que lo obedece (Sal 55, 23).

Depositen en él todas sus preocupaciones, pues él cuida de ustedes (1 Pe 5, 7)

Cuando Dios entra en acción, sus enemigos se dispersan (Sal 68).

Llámame y te responderé; y te mostraré cosas grandes y secretas que tu ignoras (Jer 33,3).

Me llamará, y yo le responderé, y estaré con él en la desgracia (Sal 91).

Deja que él te instruya, grábate en la mente sus palabras (Job 22, 22).

Yo te instruiré, te enseñaré el camino, te cuidaré, seré tu consejero (Sal 32,8).

El Señor está cerca de los que lo invocan, de los que lo invocan con sinceridad. El cumple los deseos de los que lo honran; cuando le piden ayuda, los oye y los salva (Sal 18-19).

"Pidan y recibirán; busquen y encontrarán; llamen, y se les abrirá la puerta. Porque el que pide recibe, el que busca encuentra, y al que llama se le abrirá la puerta" (Mt 7, 7)

Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman (Rm 8,28).

Todo lo que Dios ha hecho es bueno; él, a su tiempo, provee a todas las necesidades (Eclo 39, 16).

No hay que preguntar ¿porqué esto? ¿porqué aquello? porque todo tiene un propósito (Eclo 39, 21).

No hagas mal, y el mal no te alcanzará (Eclo 7,1).

Toda Escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar y reprender, para corregir y educar en una vida de rectitud, para que el hombre de Dios esté capacitado y completamente preparado para hacer toda clase de bien (2 Tim 3, 16).










imagen descargar. Download icon



PRIMERA CARTA DE SAN PABLO A TIMOTEO.mp3





Santa Teresita




Anterior
Ir arriba
Gracias a la Sabiduria, se enderezaron los pasos de los mortales (Sab.9,18)