VIRGEN DE FATIMA - LOS NIÑOS Y EL MILAGRO DEL SOL QUE DANZA

Virgen Fatima

ORACION A LA VIRGEN DE FATIMA:

Oh Virgen Santísima, tu te apareciste repetidas veces a los niños; yo también quisiera verte, oír tu voz y decirte: ¡Madre mía, llévame al Cielo! Confiando en tu amor, te pido me alcances de tu Hijo Jesús una fe viva, inteligencia para conocerle y amarle, paciencia y gracia para servirle a Él en mis hermanos, y un día poder unirnos contigo allá en el Cielo. Amén.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

Madre mía, también te pido por mis padres, para que vivan unidos en el amor; por mis hermanos, familiares y amigos, para que viviendo unidos en familia un día podamos gozar contigo en la vida eterna. Amén.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

Te pido de un modo especial por la conversión de los pecadores y la paz del mundo; por los niños, para que nunca les falten los auxilios divinos y lo necesario para sus cuerpos, y un día conseguir la vida eterna. Amén.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

Oh Madre mía, sé que me escucharás y me conseguirás estas y cuantas gracias te pida, pues las pido por el amor que le tienes a tu Hijo Jesús. Amén.

¡Madre mía, aquí tienes a tu hijo, sé tu mi Madre!






¡Oh dulce Corazón de María, sé la salvación del alma mía. Amén.




En 1917, tres pequeños niños, llamados Lucía, Francisco y Jacinta, presenciaron un gran milagro. Mientras arreaban un pequeño rebaño de ovejas en las afueras del pueblo de Fátima, en Portugal, la Santísima Virgen se les apareció, no una vez, sino varias, revelándoles grandes y admirables secretos que afectarían a toda la humanidad. Cuando los niños trataron de compartir esta maravillosa experiencia, nadie les creyó hasta el día que el sol pareció bailar en el cielo. Esto sirvió para comprobar que ellos habían sido elegidos por la Santísima Virgen para compartir su mensaje. Este es la verdadera historia de Fátima. Los niños trasmitieron el mensaje de Nuestra Señora de Fátima a todo el mundo.












ícono de descargas


ORACION A LA VIRGEN DE FATIMA.doc
LOS NIÑOS Y EL SOL - LA VERDADERA HISTORIA DE FATIMA.mp3




Virgen de Fatima




Anterior
Ir arriba
Gracias a la Sabiduria, se enderezaron los pasos de los mortales (Sab.9,18)