ORACIONES DE SANIDAD A TRAVES DE LAS SANTAS LLAGAS DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO (Padre Moisés Lárraga Medellin):

Jesucristo Rey (cabecera)


Todo lo que pidas a traves de las Santas llagas será concedido, según LO HA PROMETIDO nuestro Señor Jesucristo.

Muy eficaz para romper ataduras, esclavitudes, vicios, adicciones; raíces ancestrales, etc. (rezarla frecuentemente).

A través de contemplar las llagas de Jesús nuestras enfermedades irán sanando. Esas llagas benditas van a ir sanando tu cuerpo…


Maria Santisima (bannerppal)



“Es necesario propagar esta devoción”




Afloja tus hombros, tus brazos. Respira profundo y di: ¡JESÚS, MI SEÑOR!
Llénate de Jesús, llénate de aire y di: ¡JESÚS, MI SEÑOR!
A través de contemplar las llagas de Jesús nuestras enfermedades irán sanando.

Cierra tus ojos en este momento; si eres mujer –y aunque no lo seas- toma el papel de la Virgen María. Estás sentado al pie de la Cruz, y los discípulos de Jesús van bajando el Cuerpo de Jesús, y lo colocan en tus piernas. Con tu mano derecha abrasas sus hombros, y su cuerpo queda tirado a lo largo y tu mirada comienza a ver las llagas de Jesús. Y esas llagas benditas van a ir sanando tu cuerpo…quédate viendo a los pies de Jesús……. (Canto).

OREMOS:

Por estas llagas benditas de tus pies, sana las enfermedades de todas las piernas de los que están aquí, por las llagas benditas de los pies, esas llagas que contemplo con la mirada, sana Señor las várices, las reumas, las artritis, los tumores.

Por esa llaga bendita de tu costado, Señor, abierto: sana las enfermedades de mis hermanos que están aquí, sana el corazón, sana el estómago, sana los senos de los que están aquí, la matriz, los ovarios, el hígado, los riñones, el páncreas. Por esa llaga bendita de tu costado abierto, sana los pulmones Señor, el aparato digestivo, el aparato circulatorio, el aparato respiratorio.

Por esas llagas benditas Señor, de tu mano izquierda y de tu mano derecha, sana a mis hermanos de sus extremidades, de sus brazos, de sus dedos, de sus hombros. Sana Jesús su cuello, su garganta.

Por esa Sangre bendita que brotó de la Corona de espinas que te pusieron, y que empezó a correr por todo tu cuerpo, comienza Señor a dejar gotas de Sangre en el cuerpo de mis hermanos, sana las enfermedades de su cabeza, los tumores, sana los oídos, sana la vista, los ojos Señor, sana el olfato; sana esa Sangre bendita que sale de tu Corona de espinas, la garganta, la boca, sana Jesús los hombros.

Esa Sangre que brota de tu Corona como una lluvia bañando todo tu cuerpo, que corra a través de estos hermanos.

Esa llaga de tu hombro izquierdo Señor, esa herida de tu nariz y de tu tabique Señor, esas heridas que sufriste en la espalda de los ciento cincuenta y tantos azotes; sana Jesús, sana a tu pueblo con el Poder de tu Sangre.

Ata y amordaza los espíritus malignos que estén perturbándolos, y con el Poder de esta Sangre tuya mi Señor, amonestamos y corregimos la enfermedad de los hermanos: LE ORDENAMOS que salga de ellos y vaya a la Cruz de Cristo, el Señor.

Sana Jesús a los enfermos que están en esta Eucaristía, y esta Sangre bendita Señor, que de vida al que no tiene vida, vista al que no tiene vista, oído al que no tiene oído, salud en la sangre al que la tiene enferma; sana Jesús de las articulaciones.

¡Tu Sangre tiene Poder! ¡Tu Sangre Bendita tiene Poder!, libéranos Señor de las opresiones del Enemigo; esta Sangre bendita no se limite a estar solamente aquí ¡rocía Señor nuestra casa con tu Sangre!, los dinteles de nuestras puertas, rocía Señor nuestras habitaciones, nuestros cuartos, nuestras salas, nuestras alacenas, ¡rocía con tu Sangre Señor al esposo y a la esposa que no está aquí!, al hijo mayor, al hijo menor, al hijo de en medio...



¡rocía con tu Sangre a todos nuestros hijos!, rocía Señor con tu Sangre a mi abuelita, a mi papá, a mi tío, a mis ancianitos en la familia ¡rocíalos Señor con tu Sangre! ¡Bendita y alabada sea la Sangre del Señor! ¡Bendita y glorificada y alabada sea la Sangre del Señor!

Que el Poder de las llagas de nuestro Señor Jesucristo, Sus llagas Gloriosas los sane, los libere, tengan piedad de ustedes.

Las llagas preciosas de mi Señor Jesucristo los salve, los sane, los libere.

La Sangre preciosa de nuestro Señor Jesucristo, aleje de ustedes cualquier insidia del Enemigo.

La Sangre preciosa de nuestro Señor Jesucristo, los libere de cualquier opresión del Enemigo, y con el Poder de la Sangre de Cristo, ato y amordazo cualquier espíritu maligno y LE ORDENO que salga de ustedes, que vaya a los pies de Jesucristo el Señor. Amén Jesús.




Icono descargar. Download icon


ORACION DE SANIDAD A TRAVES DE LAS SANTAS LLAGAS DE N.S.J.mp3
ORACION DE SANIDAD A TRAVES DE LAS SANTAS LLAGAS DE N.S.J.doc
ORACION DE SANIDAD A TRAVES DE LAS SANTAS LLAGAS DE N.S.J.pdf




ORACION A LA SANGRE PRECIOSA DE CRISTO


“Todos los demonios unidos, son impotentes sobre aquellos que se cubren con la Divina Sangre y buscan refugio en las Llagas de Jesús” (Sor Catalina Aurelia, Fundadora de las hermanas adoradoras de la Preciosa Sangre).




OREMOS:

Señor Jesús, en Tu Nombre, y con el Poder de Tu Sangre Preciosísima, sellamos toda persona, hecho o acontecimiento, a través de los cuales el Enemigo nos quiera hacer daño.

Con el Poder de la Sangre Preciosísima de Jesús, sellamos toda potestad destructora en el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego, debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas de la naturaleza, en los abismos del Infierno, y en el mundo en el cual nos moveremos hoy.

Con el Poder de la Sangre Preciosísima de Jesús, rompemos toda interferencia y acción del maligno. Te pedimos Jesús, que envíes a nuestros hogares y lugares de trabajo a la Santísima Virgen acompañada de San Miguel, San Gabriel, San Rafael, y toda su corte de Santos y Ángeles.

Con el Poder de la Sangre Preciosísima de Jesús, sellamos nuestra casa, todos los que la habitamos (nombrar a cada uno de ellos), las personas que el Señor enviará a ella, así como los alimentos y los bienes que El generosamente nos envía para nuestro sustento.

Con el Poder de la Sangre Preciosísima de Jesús, sellamos tierra, puertas, ventanas, objetos, paredes y pisos, el aire que respiramos y en fe colocamos un círculo de Su Sangre Preciosísima alrededor de toda nuestra familia.

Con el Poder de la Sangre Preciosísima de Jesús, sellamos los lugares en donde vamos a estar este día, y las personas, empresas o instituciones con quienes vamos a tratar (nombrar cada una de ellas).

Con el Poder de la Sangre Preciosísima de Jesús, sellamos nuestro trabajo material y espiritual, los negocios de toda nuestra familia, y los vehículos, las carreteras, los aires, las vías, y cualquier medio de transporte que habremos de utilizar.

Con tu Sangre Preciosísima sellamos los actos, las mentes y los corazones de todos los habitantes y dirigentes de nuestra Patria y del mundo, a fin de que Tu Paz y Tu Corazón al fin reinen en ella.

Te agradecemos Señor por tu Sangre Preciosísima y por tu Vida, ya que gracias a Ellas hemos sido salvados y somos preservados de todo lo malo. Amén.

(Un Ave María por la persona propagadora de esta Oración a la Sangre Preciosa de Cristo).


OFRECIMIENTO DIARIO:

Padre Eterno, te ofrezco la Sangre Preciosísima de Jesucristo en reparación de mis pecados, en sufragio de las Almas del Purgatorio, y por las necesidades de la Santa Iglesia.


COMUNION ESPIRITUAL:

¡OH SANGRE PRECIOSISIMA de Jesucristo! ¡yo te ADORO en tu Eucarística Presencia en el Altar! Yo creo en tu Poder y dulzura. Penetra en mi alma y purifícala, en mi corazón e inflámalo.
PRECIOSA SANGRE de Jesús, realmente presente en la Sagrada Hostia, ¡alumbra mi inteligencia! ¡toma posesión de mi mente! ¡circula siempre en mis venas! ¡que todos mis sentidos sean marcados con tu Divina Unción!, ¡que mi corazón palpite sólo por tu Gloria! y que mis labios te exalten por siempre.

ORACION A NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES:

¡OH MARIA, MADRE DE LOS DOLORES!, yo te suplico por la amarga agonía que sufriste a los pies de la Cruz, que le ofrezcas al Padre Eterno en mi nombre, a tu querido Hijo Jesús, todo cubierto de Sangre y Heridas, en santificación de mis pecados; por las necesidades de la Santa Iglesia; por la conversión de los pecadores, el descanso de las almas del Purgatorio, y por la Gracia especial que ahora imploro. Amén.




Icono descargar. Download icon


ORACION A LA SANGRE PRECIOSA DE CRISTO.mp3
ORACION A LA SANGRE PRECIOSA DE CRISTO.doc
ORACION A LA SANGRE PRECIOSA DE CRISTO.pdf




BENDICION CON LA SANGRE DE CRISTO




BENDICION:

Nuestro Señor Jesucristo, que nos amó con un Amor tan desmedidamente grande, y que fue puesto sobre la Cruz de madera, y condenado a la muerte mas amarga, LAVE y BENDIGA tu alma con Su SANGRE PRECIOSA, en recuerdo del Sufrimiento con el que pagó por ti, a fin de que TU AMOR ARDA para Él.

Que ese PODEROSO FUEGO DE AMOR, CONSUMA TODOS TUS PECADOS, y te conceda reposar sobre Su bendito brazo, donde todos los Santos reposan.

+ En el Nombre del Padre, + y del Hijo, + y del Espíritu Santo.

Amén. Amén. Amén.




Icono descargar. Download icon


BENDICION CON LA SANGRE DE CRISTO.mp3
BENDICION CON LA SANGRE DE CRISTO.doc
BENDICION CON LA SANGRE DE CRISTO.pdf





Jesús




Anterior
Ir arriba
Gracias a la Sabiduria, se enderezaron los pasos de los mortales (Sab.9,18)